Cuando todo te vaya bien haz esta reflexión

Dic 16, 2019 | Crecimiento personal

No te ha pasado alguna vez que estando enfermo o con algún problema en la cabeza, recuerdas lo sano que te encontrabas antes y cómo no eras conscientes que estabas genial?

Hoy te traigo un truco para superar los obstáculos cuando tienes una mala racha, ya sea en los negocios o en tu vida personal.

La vida es cíclica

Así es, siempre tenemos épocas buenas, malas y todo el espectro que hay entre medias.

Cuánto antes aceptemos que esto es así, ante conseguiremos que las buenas rachas predominen sobre las malas.

Le puedes llamar fases de alta energía o de baja energía.

Aunque te explicare luego que en realidad la definicion de bueno y malo, solo esta en nuestra mente y por lo tanto con práctica, podemos movernos de un estado a otro cambiando nuestras estructuras mentales.

En las fases de alta energía, sentimos una fuerza interior que nos dice que todo es perfecto. Es un estado en el que en nuestra mente todo nos encaja. Nos sentimos felices. Muchas veces nos sentimos tarareando una canción o bailando sin música. Nos sentimos positivos, sociables, sentimos que todo fluye. Esto ocurre porque se produce una alineación entre lo que DICES, SIENTES Y HACES.

Sin embargo, las fases de baja energía nos hacen estar apáticos, apagados, insociables, malhumorados. Pensamos que nada tiene sentido. Nos centramos en ver los problemas que nos están aconteciendo y nos obsesionamos con resolverlos para volver a un estado de alta energía. Dejamos de vivir en el presente y pensamos que en el futuro estaremos mejor.

Aprovecha las fases altas

Cuando estemos en una fase alta es bueno que miremos hacia atrás y veamos todos los puntos del camino que nos han traído hasta aquí.

Es Justo en las fases altas donde podemos recordar otros buenos momentos y compararlos con los menos buenos.

Hacer esta reflexión hacia el pasado lleva consigo consecuencias tremendas:

  1. Nos pone en un estado de gratitud por la situación actual
  2. Nos hace ver que después de una mala época siempre vienen buenos momentos.
  3. Nos da confianza para afrontar nuevos retos
  4. Nos ayudará en las fases bajas a recordar que hay que confiar en que todo va a ir bien, que todo es perfecto y que la vida nos traerá sin darnos cuenta buenos momentos.
  5. Y sobre todo, puedes ver con claridad tu pasado y por que lo que sientes, dices y haces ahora mismo estan alineados.

Haz esto en las fases bajas

En las fases bajas es bueno recordar momentos felices del pasado, pero con el único fin de estar seguros que algo bueno está por llegar.

No nos enrosquemos en lo que no tenemos ahora. Simplemente aceptemos la situación como es, y tengamos la certeza de que el universo trabaja para nosotros para llevarnos otra vez a un estado de alta energía.

Pensemos en esto: la única cosa que nadie puede quitarnos es nuestra actitud para ver todo lo que nos rodea.

Puedes estar enfermo, puedes haber perdido el trabajo, puedes tener el problema que quieras. Siempre puedes decidir con que actitud te lo estás tomando.

Y para mejorar nuestra actitud, pensemos que muchas de las situaciones desagradables que las hemos etiquetado como desagradables en realidad no lo son.

Están solo en nuestra mente, y es nuestro ego el que te dice que algo es bueno o malo.

A nuestro ego (esa vocecita que tienes en la cabeza) le encanta el drama.

Y muchas veces los árboles no nos dejan ver el bosque. Puede que estemos teniendo una buena racha pero la nublamos con algo en la cabeza que nos hará pensar «cuando esto suceda estaré mejor».

Yo he detectado en mi mismo, que cuando hay una descoordinación entre lo que DIGO, HAGO Y SIENTO es entro en un estado de incertidumbre en el que sé que tengo que cambiar o reajustar algo pero todavía no se el qué. Este estado tiene asociado un toque de pesimismo.

Por ejemplo, puedo econtrarme hablando de la importancia de dedicar tiempo a los niños, pero ultimamente no haberles dedicado nada. O de decir me encanta mi trabajo y en realidad estar agobiado o aburrido. O considerarme una persona sana y no estar dedicando tiempo a comer adecuadamente.

Dedícate tiempo, medita.

Haber hecho esta reflexión en los buenos momentos nos permite salir de las fases bajas rápidamente o incluso saltarlas pasando a uny un estado de búsqueda y de esperanza.

Si estas en un momento de baja energía, observate y sobre todo acepta la situacion actual. La vida te enseñara donde esta tu desequilibrio si estas atento.

¿te interesa? Sigue leyendo