Mi paso por Zara.com, dónde todo toma sentido.

Dic 4, 2019 | Proyectos

En este post te cuento mi paso por Zara.com y te dejo una entrevista en formato podcast donde te explico las diferencias entre una analista digital de startup y uno del calibre de Zara.com

El camino que estaba apunto de empezar

Era el Mayo de 2015, yo llevaba 7 años trabajando en el mundo de internet y 2 años dedicado exclusivamente a la analítica digital como consultor freelance.

En esa época vivía en Eslovenia, y para nada me imaginaba el camino que estaba apunto de empezar.

Laura me contactó por LinkedIn, una chica de recursos humanos de Inditex.

Me hacia una oferta para trabajar en una multinacional en España. Y yo no tenía ninguna intención de cambiar mi vida, pero tampoco perdía nada por seguir hablando con ella.

Después de varias entrevistas, poff, estaba en La Coruña, y el 1 de Octubre de 2015 estaba encendiendo mi flamante ordenador en unas oficinas como las que nunca había podido imaginar. Estaba en Zara.com.

Zara.com

Uno de mis primeros recuerdos, fue ver las sonrisas de la gente.

Todo el mundo estaba feliz.

Hoy creo, que el motivo fundamental de estas sonrisas, es que allí todo el mundo tiene las mismas oportunidades y, aunque hay mucha presión, todo depende de tu actitud para conseguir que tus proyectos lleguen a buen fin.

No hay jerarquías piramidales, ni despachos elegantes.

Todos son uno.

Entraba como responsable de Analitica Digital, sustituyendo a una persona que nunca llegué a conocer.

Entraba desde 0. Con un lienzo en blanco para hacer lo que yo quisiera. Un puesto de «responsabilidad» tal y como definió mi jefe.

Me encontré con un equipo técnico buenísimo y una buena implantación de analítica.

Pero no se estaban explotando los datos. O por lo menos, no de la manera que se podía hacer.

¿Analitica digital a nivel internacional?

«Necesito un plan» pensé.

El plan

Y aquí vienen un par de párrafos técnicos.

Pasé el primer año, definiendo objetivos. Empapándome de todo cuanto pude. Y estableciendo una estructura de reporting y datos que me permitiese tener todo automatizado para luego seguir avanzando.

Los siguientes años los pasé integrando fuentes de datos, estructurando BigQuery, haciendo que el buscador interno fuese el mejor buscador del mundo, integrando reconocimiento de imágenes para hacer looks automatizados, consiguiendo que el posicionamiento en buscadores como Google, Yandex o Baidu, estuviese a la altura de una marca como Zara y llevando a cabo la primera estrategia de Search Engine Markeging de la marca.

Pero una de las cosas que mas orgullo me siento, es de haber ayudado a mis compañeros.

Y aquí es dónde empieza todo a coger sentido.

El principio del fin

Sabia que podía ayudarles, y que la analítica digital era el camino, así que establecí un plan donde periódicamente me sentaba con cada departamento, tanto para preguntarles sus necesidades como para formarles en Analítica Digital y en todos los proyectos que tenia entre manos. Para que todos fuésemos un megaequipo.

En una empresa de esta dimensión, donde hay vasos comunicantes, la optimización concierne a todos y no sólo a un equipo analistas.

Esto me hizo darme cuenta de una cosa, la analítica digital debía ser dirigida por un equipo, pero debía ser utilizada por absolutamente todos para que los datos se conviertan en un activo real del negocio.

Aunque hacíamos análisis ad-hoc, la optimización era de todos. En mi cabeza, era más razonable que hubiese cientos de mini-analistas cada uno experto en su área.

Finalmente, no había día en que alguien no se acercase a mi mesa preguntando por consejo o información acerca de cómo mejorar la experiencia de los usuarios.

El plan funcionó.

No fué un éxito del que poder ponerme una medalla sino mas bien algo intangible que hacia que mis compañeros trabajasen mejor.

El Podcast

Te dejo una entrevista que me hizo Gemma Muñoz para OndaCro donde hablo de mi paso por Zara.

Entrevista Javier Martínez Analista Digital Zara.com

Todo por la borda

En Octubre de 2018, después de 3 intensísimos años, decidí dejarlo.

Fué un cúmulo de situaciones pero digamos que llegó mi momento.

No fue una decisión fácil. Estaba tirando por la borda lo que muchos desearían. Profesionalmente hablando.

Por otro lado, estaban mis compañeros, hoy muchos mis amigos. Dejaría de verlos todos los días. Dejaría de compartir momentos con ellos.

Si algo echaría de menos es a ellos.

Reconozco que lloré muchísimo, pero ese tipo de trabajo tan atado a un horario y a una oficina, no era para mi.

Desde que en mi cabeza dejó detener sentido, hasta que le comenté la decisión a mi jefe, fueron unos meses super importantes.

Meses de autoconocerme, meses de crecimiento personal, meses de enfrentarme a mis propios miedos.

Pero creo que cuando se mete una idea en tu cabeza, ya ha sucedido.

Quería viajar, seguir aprendiendo y emprendiendo, dedicar mas horas a mi mismo, a otro tipo de proyectos en los que poder ayudar directamente a personas e impactar en sus vidas, dedicar mas tiempo a mi familia y sobre todo tener la capacidad de elegir cuando y dónde hacer lo que quisiese en cada momento.

Empatía

En las últimas semanas antes de irme, cuando mis compañeros ya sabian que me iba, tuve la oportunidad de conversar con muchos de ellos acerca de mi decisión.

Muchos me felicitaron y me animaron.

Pero para mi sorpresa, muchos de ellos estaban como yo. Querían viajar, tenían proyectos personales super interesantes. Una parte de su cuerpo les pedía un cambio.

Pero el miedo a la inestabilidad se lo impedía.

Y aquí otro punto que unía la linea: mis comentarios les inspiraban.

Sentí en mi propio cuerpo sus emociones. Y apareció un deseo dentro de mí por ayudar.

Pero todavia no sabía cómo.

Esto fue lo que me regalaron mis compañeros el día que me fuí.

Año sabático

Y después de 10 años trabajando, me tomé un año Sabático.

Un año sabático dónde cuadré mis ideas, donde todo cogió sentido, y donde pude vislumbrar mi próximo objetivo.

Ayudarte a ti.

¿Cómo?

Dándote herramientas para emprender, dándote herramientas para crecer personalmente, explicándote lo que sé sobre negocios digitales, mostrándote mis propios proyectos y aprendiendo juntos sobre marketing digital y analítica digital,

Pero sobre todo, inspirándote.

¿te interesa? Sigue leyendo